¿Qué es?

El BitCoin es una criptomoneda descentralizada con un número limitado de unidades. Con estas características se convierte en «el dinero» por excelencia.

Como quizás este primer párrafo no te diga mucho vamos a ir explicando paso a paso qué es el Bitcoin, por qué es el dinero de verdad, por qué no va a dejar de subir con respecto a las monedas «fíate» (FIAT) y por qué Libra no es Bitcoin.

Qué es el Bitcoin
El Bitcoin es dinero. Fuente de la imagen: https://www.10wallpaper.com/es/view/Bitcoin_Virtual_currency_Trading_4K_HD.html

El Bitcoin es una moneda digital

Bitcoin es una moneda creada en un entorno únicamente digital. A diferencia de las monedas habituales, como el Dólar o el Euro, Bitcoin no cuenta con ninguna unidad física, aunque las diferencias van mucho más allá de esto.

En realidad, Bitcoin no es ni siguiera una moneda, sino que Bitcoin realmente no es más que un apunte contable, en este caso, millones de apuntes contables. Esto tampoco debe extrañarnos tanto. Las monedas FIAT, o FÍATE, fíate de que van a seguir teniendo valor, también son en gran porcentaje meros apuntes contables, aunque estas monedas, como el Euro, también cuentan con gran número de unidades físicas, monedas y billetes.

Los apuntes contables que en realidad constituyen el Bitcoin son la denominada CADENA DE BLOQUES o BLOCKCHAIN. Esta cadena de bloques es accesible, pública, y en ella están registradas todas las transacciones de Bitcoin. Para asegurar la privacidad de estas transacciones la cadena de bloques está encriptada, por eso a Bitcoin y resto de monedas similares se les conoce como CRIPTOMONEDAS.

Bitcoin, libre como el oro, accesible como PayPal

Bien, como ya hemos visto en esta sencilla explicación, Bitcoin es una moneda creada en un entorno únicamente digital y cuyos apuntes contables, la cadena de datos o blockchain, están protegidos por un cifrado.

Una pregunta que nos puede surgir al conecer estos datos podría ser: ¿Por qué alguien desarrolló este sistema? O bien: ¿por qué alguien podría estar interesado en tener parte de su dinero en esta moneda digital?.

Tradicionalmente el dinero, lo que conocemos como dinero, el Euro o el Dólar, cumplían las siguientes funciones:

  1. Medio de pago o intercambio. La principal función del dinero es facilitar los intercambios de bienes y servicios. Sin dinero habría que recurrir al trueque para adquirir una docena de huevos o unas vacaciones en Cancún.
  2. Unidad de cuenta. Los precios de los bienes y servicios son marcados en una (o varias) monedas.
  3. Estándar de pago diferido. Los pagos en diferido, como podrían los generados por los préstamos, son establecidos también en una moneda en concreto.
  4. Depósito de valor. El dinero es un activo económico en sí mismo, como puedan ser las acciones de teléfonica, las Letras del Tesoro o un piso en primera línea de playa. El dinero se ha utilizado habitualmente para ahorrar y guardar dinero para el futuro.

Por último, y aunque no sea una función del dinero, es importante que el dinero sea fácilmente almacenable y transportable, así como divisible.

De manera espontánea la humanidad comenzó a utilizar el oro como dinero por excelencia, aunque también se utilizaron otros materiales como sal o incluso conchas de mar o semillas de cacao. El oro se impuso a todas ellas por algunas características que lo hacen especial:

  • Es escaso, aunque no tanto como otros materiales. Esto hace que su cantidad no aumente de manera rápida, frenando la inflación.
  • Es fácilmente divisible. Esto permite disponer de pequeñas cantidades de oro para pagos más pequeños.
  • Es permanente. No se pudre, como las semillas, ni se pierde fácilmente como las semillas de sal. Además, se puede fundir una y otra vez y su cantidad no varía, un kilo de oro seguirá siendo un kilo de oro.

Por estas y otras características el oro se impuso como moneda de referencia durante varios siglos e incluso milenios. Durante los últimos siglos, en especial el siglo XIX, comenzó a utilizarse el papel moneda, nuestros actuales billetes, aunques estos billetes no eran más que pagarés con la obligación de devolver esa cantidad indicada en oro.

A lo largo del siglo XIX y sobre todo en el siglo XX comenzó a romperse la equivalencia entre papel moneda y oro, por lo que los billetes dejaros de estar respaladados por oro, hasta llegar a 1971 en dónde ya se perdió totalmente el patrón oro.

Esta pérdida del patrón oro ha llevado a una época muy inflacionista en la que las monedas tradicionales, Euro o Dólar, por ejempolo, han perdido su atractivo como DEPÓSITO DE VALOR, pues una inflación del 2% anual, considerada baja en los estándares actuales e incluso positiva para la economía, hace que en unos 35 años los activos pierdan el 50% de su valor.

Es decir, con una inflación del 2% anual a lo largo de 35 años un activo de 1.000 € valdrá en realidad 500 €, aproximadamente.

El Bitcoin, el nuevo oro

Ante esta perspectiva son numerosos los ahorradores que desde hace unos años están guardando parte de sus ahorros en Bitcoin. Como dijimos al principio del artículo, BITCOIN CUENTA CON UN NÚMERO LIMITADO DE UNIDADES, en este caso, 21 MILLONES DE UNIDADES.

Este número limitado de unidades garantiza que Bitcoin no será una moneda inflacionaria y su valor no se verá devaluado por la emisión de nuevas monedas.

En este sentido, Bitcoin es lo más parecido al oro, ya que su número permanecerá estable pero siempre en aumento. Bitcoin generará cada año nuevas unidades, pero siempre con el límite de 21 millones de unidades, por lo que la cantidad en circulación siempre aumentará, aunque cada vez menos, claro.